Estructurar una red de Radio Digital

Llevo un tiempo meditando acerca de las tecnologías existentes para radio digital en radioafición. Tras este tiempo viendo desde la barrera como se han venido desarrollando las diferentes iniciativas en la radioafición española, como han evolucionado la tecnologías y cuales son las demandas de los usuarios, en mi cabeza se ha formado las idea de necesidad de cierto grado de organización y de una necesaria integración y estructuración tecnológica, manteniendo no obstante un necesario y elevado nivel de compartimentación, siendo todas estas características que, hasta ahora, no se dan, al menos de manera global, en ninguno de los  proyectos existentes en la radioafición española.

He meditado y sopesando cual debería de ser el siguiente paso hacia la estructuración de una red española de radio digital que fuera robusta, eficiente, segura y libre, que integre todos los esfuerzos y proyectos llevados a cabo hasta la fecha por cuantos grupos de radioaficionados han investigado sobre esta disciplina de radio, sean estos miembros de URE o no lo sean, y que a su vez mantuviese la independencia que hasta ahora ha existido para dejar que los usuarios decidan (siempre) donde quieren estar y como quieren operar.

La realidad es que muchos factores de los que tienen que ser tenidos en cuenta son contrapuestos y encontrar un cierto equilibrio entre todos ellos no parecía una idea sencilla ni un proyecto fácil de acometer. Sin embargo parece que en los últimos meses ha habido una vuelta de tuerca tecnológica y tengo la sensación y la esperanza de que mi visión, mi propuesta, pueda formalizarse y consiga calar.

Desde mi nombramiento como Vocal de Radio Digital he permanecido en estado agnóstico tecnológicamente hablando, pues entiendo que en un puesto como este no me puedo decantar por el apoyo abierto al despliegue de ningún modelo tecnológico en particular, si no todo lo contrario, debo de fomentar, y colaborar, en la proliferación de todos y cada uno de modelos existentes, presentes y futuros. Sin embargo, cuando pienso en la necesaria idea de integración y estructuración tecnológica que, a mi entender como al entender de muchos otros, es necesaria, entonces me doy cuenta de que, a día de hoy, estos objetivos solo se pueden conseguir a partir de una red nueva y con una determinada tecnología: DMR.

DMR, a diferencia de D-Star y Fusion, se basa en la idea de una red totalmente jerárquica:

  • Un único Servidor SuperMaster (o simplemente sMaster) a nivel nacional
  • Múltiples servidores Master repartidos por la geografía nacional
  • Múltiples repetidores digitales
  • Múltiples pasarelas (gateways) inter-tecnológicas

La estructuración de todo este entramado tecnológico es, como digo, jerárquico. Un sMaster solo acepta conexiones autorizadas provenientes desde los Master de distrito. Los Master de distrito solo aceptan conexiones autorizadas desde repetidores y gateways inter-tecnológicos. El funcionamiento es piramidal. Finalmente un Master determinado a nivel nacional acepta todo tipo de conexiones desde origenes no autorizados previamente. De esta forma, nadie queda excluido de poder conectarse, mientras la seguridad inherente de la red se mantiene. Y autorizar un repetidor o un gateway inter-tecnológico no es más que enviar un email al SysOp de turno. Más facilidades no puede haber.

DMR proporciona en estos momentos la capacidad de integración real con D-Star. En España la red de repetidores digitales más amplia (y mas anárquica y desestructurada) está basada en esta tecnología. La posibilidad de integrar, aunque sea minimamente, ambas plataformas tecnológicas proporciona un servicio de valor añadido a los usuarios: no hay que cambiar obligatoriamente de terminal. DMR tiene una pasarela (gateway) hacia reflectores D-Star. DMR tiene un concepto de reflector parecido al de D-Star. Un repetidor DMR puede enviar (y recibir) el audio a un determinado reflector DCS de la red D-Star a través de un gateway DMR<->D-Star. De esta forma, puede existir una determinada interconexión entre ambas plataforma a través de reflectores, lo que permite conectar y desconectar los mismos bajo demanda desde cada una de las redes (DMR o D-Star), proporcionando a los usuarios de ambas plataformas la versatilidad de una operación global (gateway/reflector conectado) o totalmente local (gateway/reflector desconectado).

DMR tiene en fase aún preliminar un gateway de integración con Fusion. Más de lo mismo.

La apuesta esta hecha y los requisitos mínimos para no partir de cero con solo una idea banal han sido implementados: en 3 semanas se han establecido 3 Master de distrito (en EA1, EA2 y EA3) y un sMaster nacional. Ahora es momento de:

  1. Poner a disposición real de los usuarios todo lo anteriormente expuesto e implementado tecnológicamente.
  2. Educar y fomentar la experimentación.
  3. Favorecer la integración tecnológica colaborando con cuantos grupos de radioaficionados, SysOps y entusiastas tengan interés.

Alea iacta est

 

 

 

 

Link:

Readers Comments (1)

  1. Gracias por el post reflexionando de forma concienzuda sobre la radio digital. Coincido en que el DMR se llevará el gato al agua no porque sea el mejor ni el más fácil de utilizar, sino porque hay muchos fabricantes de equipos DMR y el usuario no va a estar ligado obligatoriamente a una marca determinada que le impone precios elevados a sus terminales. Una tecnología digital que empieza en 114€ es asequible a todo el mundo.

Deja un comentario.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar